El Soplao ( un poco de Historia ) Sin ningún género de dudas todos los que conocen la cueva de El Soplao la consideran una cavidad excepcional. La grandeza y variedad de sus estructuras, las monumentales concreciones gravitacionales, coladas, pisolitas y sobre todo la espectacular abundancia de excéntricas de aragonito de un blanco inmaculado la hacen singular.


Es conocida desde finales del siglo XIX debido a las explotaciones mineras que se llevaron a cabo en sus proximidades por la Real Compañía Asturiana de minas, conectando con ella en varias ocasiones, utilizándola tanto para transportar material como para el movimiento de maquinarias o personas entre las distintas labores. Originalmente, solo presentaba entradas naturales por simas.

Ya en la década de los ochenta, el S.C.C. publicó una monografía sobre esta cavidad, dándola a conocer al mundo y convirtiéndose así en cita obligada para la espeleología.

 
El primer contacto que tuvo el S.C.C. con la cavidad fué el 12 de Septiembre de 1.975, en el que un equipo de ocho miembros entró en la cavidad por la bocamina de La Isidra, abandonada quince años atras y realizando un campamento subterraneo de 25 horas de duración.

La primera imagen que realizamos dentro de la cueva y a modo anecdótico parecemos exploradores del siglo XIX.
En este primer contacto se reconoció lo que posteriormente bautizaríamos como Galería de los Fantasmas & Galería Gorda donde vimos por primera vez las concreciones excéntricas, característica principal de esta cavidad, que la mayoría de nosotros no había oído hablar de ellas.
En 1977 realizamos a modo de experiencia una permanencia subterránea ininterrumpida de 200 horas del 2 al 10 de Abril (ocho días) algo que no se había realizado nunca en Cantabria, con base en la que posteriormente se bautizaría como Galería del Campamento.

 
En las navidades de 1977 descubrimos las simas de Torca Juñoso Torca Ancha, que a la postre se convertirían en las entradas naturales al sistema. Nos propusimos buscarlas ya que en una de las exploraciones vimos volar un murciélago, que no podía haber entrado por la boca de mina que usábamos, ya que nos encontrábamos a mas de cuatro Km. de la misma.


Al llegar a la base de Torca Ancha (-57 mts.) enseguida vimos nuestras huellas que nos confirmaba estar en “El Soplao” no así con la de Torca Juñoso (-42 mts.) que todo era nuevo, por lo que procedimos a su exploración en sentido Oeste de donde vendría la cueva, hasta llegar a un pozo aéreo sondeado en principio en -43 mts, algo serio para aquella época sobre todo  a escala. T. Juñoso, siendo nuestro principal objetivo comunicarlo con el resto del sistema, para lo que organizábamos campamentos mixtos, uno en el interior de la cavidad y otro en la conocida como Vega de Yudero cerca de las simas.


Así el  28 de diciembre de 1978 un   equipo de topografía, consigue entrando por T. Juñoso salir a la Galería del Alud perteneciente al Soplao uniendo el sistema.
La topografía que mostramos en esta página Web no está completa aún, quedan seguramente numerosas galerías laterales que  aumentarían la espeleometría final. 
La topografía realizada queda desglosada de la siguiente manera: 
Desarrollo natural topografiado en la cueva  “El Soplao.…................. =12.585 mts 
Desarrollo de mina relacionada y comunicada con la cavidad…..........=  3.240 mts 
Cuevas de Lacuerre……………………………………………........................................=  2.027 mts 
Desarrollo total del sistema topografiado………………………...................= 17.852 mts topografia

A partir de 1980 nuestras exploraciones en la zona se alternaban con unas cuevas que por su proximidad al Soplao las considerábamos pertenecientes al mismo sistema. Son las cuevas de Lacuerre situadas a solo 140 mts. del extremo de la Galería de los Fantasmas y al mismo nivel. En 1987 recopilados todos los datos que teníamos emprendímos su publicación dando a conocer sobre todo al mundo espeleológico,en lo que habiamos invertido mas de una década de exploraciones.Desde entonces, dedicamos gran parte de nuestro tiempo en enseñar la cavidad a las numerosos espeleólogos, geólogos etc.. que nos lo solicitaban y que nos llegaban de todos los rincones interesados sobretodo en sus variedades cristalográficas.

Pasaban los años .……1997 la cavidad seguía siendo muy visitada, estaban de moda las travesías, una por entonces en boga era entre las simas del sistema (T. Juñoso -T. Ancha) y como en la primera publicación no habíamos realizado el alzado de las simas, nos vimos en la necesidad de planteárnoslo. Así que reemprendimos las exploraciones en este sector y como una cosa lleva a la otra cuando nos dimos cuenta estábamos topografiando de nuevo la cavidad, apoyados en los nuevos sistemas topográficos basados en la informática; así fuimos añadiendo nuevas galerías encontradas además de algunas de mina obviadas en un principio, pero muy útiles  en los desplazamientos de una zona a otra de la cavidad con lo que mejorábamos notablemente el plano.

A finales de la década de los 90 y gracias a la labor incansable de concienciación de las autoridades competentes llevada a cabo por el SCC durante más de 20 años, El Soplao fue nominado por el Parlamento Cántabro para ser declarada Monumento de la Naturalezay el Gobierno de Cantabria formuló un plan para la zona que incluía la protección física de la cavidad. Finalmente en el 2004, y como consecuencia de todo el proceso anterior, se último el proyecto para convertirla en cavidad turística.

VOLVER