CRÓNICAS DE ESPELEO                 

TORCA DE LOS CASTRUCOS  (Tilo)

FECHA: 30-01-2021

Tras un parón obligado debido  por las limitaciones de la pandemia, los temporales de agua y nieve y las obligaciones laborales, por fin reanudamos las exploraciones de esta interesante cavidad.

Llovía no podía ser de otra manera, esquivando la lluvia nos acercamos hasta el desvío de la pista que nos conduce a la sima. Por la lluvia decidimos cambiarnos en la parada del bus cuando de repente uno de nosotros se queda helado ¡ No ¡ no puede ser….. entre llantos vemos que nos falta un casco de espeleo, las caras se tensan  algunos piensan que mas nos podía ocurrir hoy, el día no empieza bien, llueve por de pronto y ahora el casco entonces para no retrasar la entrada hacemos dos grupos ... uno entra en la cavidad mientras el otro ( Álvaro y Jimy ) salen corriendo a buscar el casco. Nos encontraremos dentro para organizar las tareas del día.

El primer grupo  entra a eso de las 8:30 horas, progresamos lentamente no hay prisa ... ni quien nos la meta ...jejeje), comprobando que las instalaciones y el material se encuentran en buen estado ,algunas fotos, toma de contacto después del parón obligado y sin correr demasiado para que los otros nos alcancen.

Accedemos al cauce del rio, con más agua de la esperada (claro llovía) y progresamos separados, de forma continua…...mojándonos como suele ser habitual en la zona de la Ratonera.

Acabamos el recorrido de acceso y ya nos pillaron los del casco (ni imaginar a qué velocidad han ido por esas carreteras ya todos juntos una fotos de Antonio y de camino al vivac, allí comemos algo (la espectacular tortilla de Tony)  y un poco de charla (con mascara);

   

  Decidimos  acceder a punta de exploración para continuar las tareas de desobstrucción. Debido a la lenta progresión y que estamos algo mojados  valoramos posponer la topografía para la próxima salida o para más tarde si se da bien.

 Fijamos las 3 de la tarde como hora máxima de estancia en el interior para salir a una hora prudente.

Llegamos a punta y desobstruimos a mano alzada.. es decir: a porrazos.

Suko  no tiene nada que envidiar al dios Thor con su herramienta, Álvaro trabaja fino con el martillo de relojero y Jimy con la dirección de obra. En conjunto hemos reunido un buen equipo para esta ocasión en la que todos los demás observamos sin perder detalle. No se puede pedir más, pero pasamos al tradicional y más efectivo sistema minero para avanzar en nuestra tarea.

Debido a la nube de polvo de las perforaciones con taladro decidimos proseguir otro día para no llenar el conducto de cadáveres.Regresamos al vivac en la hora establecida y nos damos cuenta de que hemos perdido un teléfono (no hay dos sin tres) por el camino aunque en esta ocasión (no hay mal que por bien no venga) volvemos dos a a buscarlo y encontramos en la zona de punta  otro ramal por lo que la salida la realizamos de manera fluida sin apenas esperas en las bases de los pozos.

Un nueva e intensa jornada en Los Castrucos y bienvenida para los nuevos integrantes del grupo sin olvidarnos de los que hoy no han podido venir.

Y como siempre todos fuera  con una paliza del órdago pero con una gran sonrisa.

 

                  

Crónica por PON

Participantes: Vanesa;Tony;Suko,Alvaro;Antonio;Jimy y Pon