CRÓNICAS DE EXPLORACIÓN             

TORCA DE LOS CASTRUCOS  (Tilo)

FECHA: 3 y 4 de abril de 2021

Aprovechando el periodo vacacional de Semana Santa miembros del S.C.C. regresan a la Sima de Los Castrucos o Tilo (Pon, Jimmy, Suko, Carlys y Jorge)

El objetivo es topografiar las galerías, pozos, meandros y estrecheces que llevan al punto de exploración alcanzado en la última incursión, así como continuar la exploración en la zona que se observaron más posibilidades dada las corrientes de aire.

 Para ello se plantea vivaquear por segunda vez en la cavidad, con el fin de hacer más eficientes los trabajos dado que la lejanía de la punta de exploración es de varias horas.

Preparamos los equipos, dejamos fuera las preocupaciones mundanas y regresamos al mundo subterráneo el sábado 3 de abril a la 12:30 horas. La progresión es fluida a pesar de las voluminosas sacas, la cavidad está bastante seca dado que las lluvias han sido escasas en los últimos días.

Tras casi dos horas, primera parada, el vivac, donde dejamos los trastos y comemos algo. Cogemos lo imprescindible y retomamos la topografía. A medida que vamos realizando mediciones y visualizando datos vamos adquiriendo destreza con el Disto y el programa Topodroid, complementándolo con apuntes y dibujos que hagan más fácil el posterior trabajo de gabinete.

 Acostumbrados al ritmo más intenso de la exploración, la progresión tranquila a la que obligan los trabajos de topografía nos permite observar la cavidad con una mirada más atenta y calmada, que nos hace conscientes de los bonitos rincones y formaciones. Entre bromas y conversaciones vamos avanzando hasta que la hora aconseja regresar para respetar los ciclos de sueño adecuados. Hemos avanzado varios cientos de metros de nuevas galerías hasta el bautizado como Paso de la Esperanza que nos recibe con su habitual fuerte corriente de aire. Regresamos sobre nuestros pasos hasta el que vivac donde obviamente contentos comenzamos a acomodarnos, ropa calentita, comida rica, bromas, risas, ilusión por las posibilidades de la cavidad… Una gran velada previa al descanso.

8:30 de la mañana… comienza una nueva y esperanzadora jornada. Todos hemos descansado bien, se nota en el estado de ánimo del equipo. Desayuno, recoger trastos, volverse a enfundar los húmedos y barrosos buzos y equipo de progresión individual… y al lio nuevamente.

Dividimos tareas, Carlys y Jorge topo, Jimmy, Suko y Pon a punta a currarse la bella escalada para acceder a unas galerías superiores por donde se intuye continuidad.

Al equipo de topo se le da bien la tarea, compenetrados avanzan rápido hasta punta donde el otro grupo ya ha comenzado la escalada, buscando la progresión más segura y apartada del agua de una cascada que surge de un bonito pozo superior. Con determinación Jimmy consigue progresar protegiendo los 50 metros de cuerda hasta un estrecho meandro que queda pendiente para la próxima incursión.

Así mismo existen dos pequeñas ventanas más  en la Sala de la Cascada que asoman a otra sala inferior con posibilidades. Nos queda tiempo para visitar una bella galería bautizada como Galería Iker, tapizada de calcita muy blanca y reluciente surcada de columnas y delicadas estalactitas de un blanco puro

La hora y la falta de más metros de cuerda aconsejan regresar. Son casi las 15:00 del domingo 4 de abril y todavía nos quedan varias horas de regreso. Parada en el vivac para avituallar, cargar las sacas y sin prisa pero sin pausa para arriba, que todavía queda la sección más física de la cavidad.

En torno a las 18:30 estamos de regreso en las furgos. 28 horas después, cansados, embarrados y algo doloridos esbozamos una sonrisa de satisfacción, muestras de camaradería, bromas, relajación y foto de grupo… Avisamos a la gente querida que ha estado pendiente de nuestra incursión y nos despedimos con el debido brindis y unas ricas tapas en el bar del Puente.

Nos vamos ilusionados con futuras incursiones e intrigados con la información que nos brindara la topo realizada para comprender el funcionamiento del sistema.

Crónica por Jorge García