CRÓNICAS DE ESPELEO                 

 

7 MARZO 2020 EXPLORACIÓN en zona Por Miguel Angel Pontón

Después de la lluviosa semana que tuvimos en Cantabria se vislumbraba  un posible claro para el fin de semana del siete de marzo; las ganas de volver a sumergirnos en la Torca nos  “atosigaba”. En ésta nueva incursión queríamos acceder a la zona intermedia del sistema  para evaluar el funcionamiento del aporte hídrico y mejorar algunas instalaciones. Quedamos como ya es costumbre a las 7:30 horas  en la Casa Azul (Pesués) y comentamos las tareas y el reparto de equipos  con un caliente café

         

Caprichos de la naturaleza                                                   Equipo S.C.C.

 Poco antes de acceder por la pista  de subida, nos encontramos con los vecinos ganaderos de la zona (Chus y Ferino) que bien conocen nuestras andanzas… y tal  como nos tenían ofrecido nos conducen a una "nueva torca" cercana para que la examinemos, se encuentra en principio sobre la zona de grandes salas de la torca del Tilo, en una zona de enmarañada vegetación y  con una pequeña boca de acceso; “Nada fácil de encontrar”. Decidimos echar un vistazo…


 Entra Javi primero colocando la cuerda de lo que parece un pequeño pozo sin demasiadas posibilidades, lo desciende con la sorpresa de ver una continuación sinuosa que gira hacia una galería amplia y descendente hasta un meandro horizontal. Nos sumamos todos al recorrido que nos sorprende a cada paso por las esperanzas que tenemos de una posible unión al sistema cercano. Primero revisamos las galerías de la izquierda con multitud de pasos que acaban cerrando y después al lado derecho siguiendo el meandro hasta ser impenetrable y ascendente. Volvemos a superficie de esta modesta pero interesante cavidad descubierta que al final no comunica con el Tilo o Castrucos pero que forma parte del sistema. En breve realizaremos una pequeña topografía para poder situarla en relación al Tilo.

                  

Ya son cerca de las 12 del mediodía, algo tarde para las tareas previstas de hoy, por lo cual cambiamos planes y nos acercamos a ver otras cavidades cercanas en las peñas de los Picayos subiendo hasta el final de la pista que conduce a la zona denominada Casaquemá. Revisamos el aporte de agua de una surgencia intermedia en la que tendremos que meternos algún día de secano … seguimos mirando hoyos y agujeros desde la vista del coche … y pateamos en la zona próxima al final de la pista, descubriendo una gran grieta con torca que decidimos bajar para comprobar sus posibilidades, ya que estamos…

      

Descienden Javi, Jorge y Jimmy por un corto pozo con rampa  seguido de dos pozos más, en torno a los 50 m. de profundidad, sin posibilidades de continuación pero con un tamaño considerable y situándonos en perspectiva para las posibilidades de esta enorme zona  poco explorada (estar tan distante en la década de los setenta) cuando el SCC estuvo por allí. Queda pendiente de nuevo de una topografía (en breve) y marcación con el nombre que se estime en función del lugar donde se localiza.

 

Un gran día de exploración. No siempre se acierta pero el que busca encuentra