CRÓNICAS DE EXPLORACIÓN         

TORCA DE LOS CASTRUCOS  (Tilo)

FECHA: 11 de julio de 2020

El sábado 11 de julio de 2020, Javi y Jorge no perdemos la oportunidad de hacer otra incursión a la Sima de Los Castrucos.   video

A las 8:30 horas estamos en boca, nuestro objetivo de hoy una de las puntas de exploración, ante las buenas expectativas generadas en la anterior incursión por nuestros compañeros del SCC Jimy y Pon.

 Sin prisa pero sin pausa ya de una manera mecánica, descendemos los pozos hasta llegar a el pozo de la colada, donde retocamos su instalación para optimizar la progresión por ella; fraccionando en 2 puntos más  para evitar los molestos chicleos y permitir una progresión más ágil de varios miembros del equipo  a la vez por la instalación. Así mismo se despeja de piedras su base para hacer más cómoda la salida de la gatera por la que continúa el descenso hacia el cauce activo.

Seguimos hasta la Sala Elian donde tenemos uno de los puntos de acopio de material y vivac. Cogemos material, bocata, agua y partimos hacia una de puntas de exploración; de camino pretendemos finalizar la instalación del pasamanos del lago, instalando un desviador pero desafortunadamente la batería del taladro nos juega una mala pasada y está descargada, seguimos hacia una de las puntas de exploración y avanzamos hasta donde los anclajes naturales nos permitan progresar de manera segura.

Se instala un pequeño pozo que nos deja en una antigua marmita ya apenas sin agua, “no hay continuación evidente, sin tareas de desobstrucción”. Otra incógnita a futuro quizás. Parece que se intuye continuación del meandro por un piso superior al del pozo revisado, por lo que montamos un pasamanos de acceso hasta ella. Tras apenas 20 metros tampoco hay continuidad, por lo se deja la instalación para su posterior topografía. video

   Remontamos hacia la salida. Al llegar a la cabecera del pasamanos de acceso al meandro de punta de exploración, recordamos una galería que descubrimos hace tiempo tras una fácil pero expuesta trepada de 5 metros que  Tras aproximadamente unos 10 metros de recorrido, da acceso a un pozo que comunica con el fondo de unos de los meandros que hemos cruzado más atrás. Se instalan un par de fraccionamientos sobre naturales y Javi toca por primera vez el fondo de ese meandro. Consigue avanzar unas decenas de metros sorteando el agua de las sucesivas pozas hasta llegar a una que requiere de neopreno para ser sorteada “otra posible incógnita para posteriores incursiones”

El tiempo ha pasado volando, llevamos  9 horas dentro de la cavidad y todavía nos llevará casi dos horas más llegar a la boca si no paramos en ningún sitio, así que emprendemos el retorno a la salida, aún así paramos en el  “vivac a comer y coger algo de material"

para dejar en los pisos superiores.

La cuerda de "la cascada" comienza a mostrar síntomas de desgaste debido a un roce muy sutil que presenta en el ascenso. Se anula mediante nudo la zona dañada, y se repensará la instalación en la posterior incursión para evitar que ocurra nuevamente.

Tras 11 horas y media fuera, cansados pero satisfechos nuevamente de las posibilidades que nos ofrece  la cavidad en cada nueva incursión.

Como siempre lo que nos sacamos de la cavidad (video)